Inicio

Quien soy

El caniche

 Consejos

Fotos

Mi macho

Mis hembras

Cachorros

Contacto

 

 

 

pastor aleman con niño encima
en recuerdo de mi tan querido Mitzou

 

pastores alemanes en la playa
Mitzou y Tina en la playa 1981

 

 

 


Oso, mi tan querido pastor belga nos ha dejado el 19 de octubre 2012. Tenía 14 años y 3 meses. Lo echo mucho de menos. Era mi amigo y estoy segura de que sigue cerca de mi.

 


Soy una mujer, francesa, de 60 años, que vive en España desde hace 40 años.

Siempre hubo perros en mi familia; mi padre tenía sus Setteres Ingleses y mi madre tenía sus yorkshires y sus caniches. Ella me regaló mi primer caniche toy negro, hijo de una de sus hembras cuando yo tenía 11 años. Lo cuidé muy bien y lo quise con locura. Cuando murió a los 14 años, mi marido me regaló una hembrita también toy negra y cuando me dejó también a los 14 años, tuve otra caniche enana negra, que me dejó a la edad de 13 años. Recuerdo que en aquella época, no encontraba caniches negros en España, solo blancos y como tenía a mi hija pequeña, me era muy difícil irme, así que mandé a mi hijo de 12 años en misión especial: ir a Paris en avión, dónde lo recogió mi madre que había encargado de comprarme una caniche negra. Así conseguí a Punki, llamada Poup.

¡Qué dolor cuando se nos van! ¡Qué dolor tan inmenso! Solo lo puede entender quien tiene un perro en su vida y quien lo ama de verdad. Hay gente que dice que lo quiso tanto que aún no puede tener otro. Yo creo que es un gran error. Claro que no se va a olvidar al perro que tanto hemos querido, pero sí,  nos va a ayudar muchísimo a reponernos, teniendo a otro perrito al que amar, cuidar y que tanto nos necesita.

Así que tuve 3 caniches negros, uno tras otro. Me acompañaron en mis momentos duros y me fueron de mucha ayuda. Yo se los pagué dándoles todo mi amor y más, a tal punto de no viajar nunca por no dejarlos a otra persona, de no llevarlos a la peluquería canina para que no se asustaran; les cuidaba yo el pelo, o al punto de no visitar a mi padre a Francia al final de su vida por no querer él problemas con mis perros en su casa, cosa que no entendí nunca. También es verdad que siempre tuve un caniche y a la vez un perro grande, tuve varios Pastores Alemanes y luego tuve un Pastor Belga que aún tengo y adoro.

Cuando se murió mi última caniche Poup a los 13 años de un infarto, en febrero 2010, me quedé toda la mañana llorando, acariciándola, hablándola hasta que vinieron y se la llevaron. No me lo esperaba para nada. Estaba muy bien hasta el momento final. Fue muy duro como cada vez que nos dejan. Por la tarde, me puse en mi ordenador y empecé a buscar... ¡No podía vivir sin caniche! ¡Lo quería tener ya! Tuve la suerte de encontrar una perrita, en un criadero bastante cerca de casa y el día siguiente ya fui a buscarla, una caniche toy más bien enana color abricot. A los dos meses de tenerla, decidí tener otra pero de color rojo; busqué, busqué y no encontré hembrita, pero si un machito de 2 meses, precioso, mi muy amado Cherokee (llamado Balou)  y a los 4 meses, pensé que sería gracioso tener otra negra, así tendría 3 colores.. y 3 amores. Encontré a Sacha, una hembrita negra toy también preciosa. Como mi hembrita abricot cambió de color y se quedó casi blanca, seguía con las ganas de un caniche abricot; miraba y miraba los anuncios y no resistí cuando ví a Crazy (Poupette)... qué carita y qué color tan bonito...
asi que ya tengo 4 caniches y estoy feliz..
En mayo 2011, Balou y Niki tuvier
on una camada, sin quererlo yo, por un descuido de pocos segundos, cuando Balou ya no parecía interesarse por ella. Había quitado braguita y faja, porque durante 2 días, Balou ni miraba a Niki... ¡Que susto cuando los ví pegados! Estuvé pensando en hacerla abortar pero pensé que era mejor para su salud tener a sus cachorros. Me informé mucho y todo salió perfecto. Fue muy triste tener que despedirme de los pequeños pero me pudé quedar con 2 y son la mayor alegría de mi vida. Recomiendo a quien pueda, tener 2 cachorros en vez de uno solo. Son tan felices. Juegan los 2 todo el tiempo. Hacen todo juntos. Son inseparables y son muy buenos. Es mucho más facil críar a 2 que a uno y son mucho más felices.

¡Qué bonita es la vida con mis caniches! ¡Qué alegres son y que alegría me dan!
Es bastante trabajo cuidarlos, tenerlos siempre perfectos, pero me encanta ocuparme de ellos. Mis 2 hijos son mayores y tengo tiempo.


                 

Pienso que el amor por un perro y de un perro, es una de las cosas más bonitas que existen en la tierra.
Quien no lo conoce, se pierde algo muy grande  y quien los maltrata merece el infierno, si existe....

Fotos de mis gatas

 Volver arriba

  INICIO 

Copyright  © Roquetas.ws/mis-caniches